zer eduki behar dugu kontuan ikastetxez aldatzeko batxilergoa egin nahi badugu

Cinco razones para cambiar de colegio para cursar bachillerato

El bachillerato es una etapa educativa de vital importancia de cara al futuro. Descubre cuáles son las cinco razones más comunes del alumnado a la hora cambiar de centro educativo y realizar el bachillerato.

Son muchos los puntos que se tienen en cuenta en el momento de elegir centro para cursar el bachillerato: la elección de asignaturas, la cercanía del profesorado, los logros académicos, la accesibilidad al centro… pero, ¿cuáles son principales para los alumnos y alumnas? ¿Qué motivos son los que premian?

Una de estas razones puede ser la calidad educativa del colegio, esto es, el nivel formativo que aporta el centro para que el alumnado pueda aprobar la selectividad con la mejor nota y acceder así a la carrera universitaria que desee. Esta suele ser una de las razones principales: la realización del bachillerato con una buena preparación y la consecución de unas buenas notas para acceder al estadio universitario o formación profesional. De hecho, es fundamental contar con una educación integral y en valores, donde, sobre todo, se forme bien a la persona analizando las necesidades y gustos de la misma. 

¿Cómo? Es por todo muy importante también que el ambiente sea en todo momento agradable y confortable. Desde la relación con el profesorado, que debe ser próxima, cuidada y fluida, pasando por la de sus padres y madres, para terminar con sus compañeros y compañeras de clase. Una persona que se sienta a gusto en clase rendirá mucho más y obtendrá las mejores notas. 

Un buen centro debería ser consciente de lo importante que es esta etapa educativa para la persona; y por eso siempre tendría que pivotar en torno a las necesidades e intereses del alumnado. Para ello debería de disponer de un asesoramiento directo y cercano, es decir, un orientador u orientadora, un o una profesional que le oriente, aconseje así como apoye a lo largo de sus dos años de bachillerato. 

No en vano, a la hora de elegir centro escolar no nos podemos olvidar tampoco de la cercanía, la profesionalidad y la implicación de todas las y los profesionales que conforman su plantilla. El trato con el alumnado es primordial que sea cercano, seguro y atento a cada una de las características de las personas. Todo ello en constante relación con sus padres y madres, de modo que el apoyo sea integral y tridireccional. 

Hay que ser consciente también que el centro deberá ofertar las suficientes asignaturas para que el alumnado pueda conseguir la máxima calificación, esto es, que con ellas los y las que deseen conseguir la mejor nota lo puedan hacer, al igual como los o las que quieran optar por una carrera o formación profesional concreta. 

Por último, pero no menos importante es la accesibilidad al centro. Llegar a clase no debe de ser una tarea titánica de horas, ya que la comodidad de ir al centro en poco tiempo y cómodamente es otra de las claves a la hora de elegir dónde estudiar bachillerato. Que el centro se encuentre al lado de casa es siempre calidad de vida. Tanto por transporte público urbano y cercano -autobús y tren de cercanías- así como un amplio parking privado para coches y motos son los elementos a tener en cuenta. Sin olvidar, por supuesto, la accesibilidad mediante rampas por sus instalaciones para todo tipo de personas con diferentes necesidades. 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *